spacer
Pacientes
Cadera
       
Iberica
Profesionales
Pacientes
Cadera   
Rodilla   
Hombro   
Stryker en España
Inversores
Acerca de Stryker
Trabaja con nosotros
Contacto
Product Experience
ABG II Modular-Neck Stem


Inicio >> Pacientes >> Cadera >> Prótesis de cadera



Prótesis de cadera

¿Quién es candidato para una prótesis de cadera?

La artrosis de la cadera afecta habitualmente a personas de mediana edad y a los mayores. Los síntomas van desde unas leves molestias hasta un dolor severo incapacitante.  El tratamiento de la artrosis de cadera persigue la disminución del dolor y la mejora de la movilidad de la articulación. Cuando los tratamientos conservadores no consiguen el alivio esperado, se puede considerar la posibilidad de colocar una prótesis de cadera.

El cirujano ortopédico con su experiencia en problemas óseos y articulares evaluará si puede y debe realizarse en su caso una sustitución protésica de la cadera. El cirujano considerará sus antecedentes clínicos, la función articular, la fuerza del miembro y de las caderas, y observará como se sienta, se inclina y se mueve. Si el estudio radiográfico muestra un daño articular severo y ninguna otra forma de tratamiento ha conseguido un alivio satisfactorio, el cirujano ortopédico puede sugerirle la sustitución articular.

La sustitución protésica de la cadera se ha desarrollado hasta el punto de ser uno de los procedimientos quirúrgicos más seguros y reproducible en sus resultados. La sustitución de esta articulación ha transformado la vida de muchos pacientes, dándoles la oportunidad de ser nuevamente activos con menos dolor.

Postoperatorio de una prótesis total de cadera

La sustitución protésica de la cadera es una operación diseñada para reemplazar una cadera que se encuentra dañada normalmente por la artrosis. La cadera es una articulación constituida por una esfera dentro de una cavidad. La esfera está formada por la cabeza del hueso de la cadera (fémur) y se ajusta perfectamente a la cavidad, el acetábulo. Como se muestra en el diagrama de la izquierda “Cadera Normal”.

Las superficies de estos huesos están cubiertas de  una superficie lisa denominada cartílago articular. La artrosis aparece cuando el cartílago articular se desgasta, exponiendo el hueso que hay debajo, como se ilustra en el diagrama de la derecha “Cadera con Artrosis”. La artrosis causa dolor, deformidad y perdida de movilidad.

En una cirugía de sustitución de la cadera, el cirujano sustituye la cabeza gastada del hueso de la cadera (fémur) con una esfera metálica o de cerámica que va montada sobre un tallo (vástago); la cavidad que contiene esta cabeza es sustituida por un polietileno (plástico) ó un polietileno apoyado sobre un soporte metálico. La prótesis puede anclarse en el hueso mediante cemento o quedar fijada mediante un encaje a presión sin cemento. Los resultados de la cirugía de sustitución articular de la cadera se muestran en el diagrama debajo.

Cuando el cirujano ortopédico realiza una sustitución protésica de la cadera, tiene cuatro objetivos fundamentales:

  • Alivio del dolor
  • Recuperación de la movilidad
  • Corrección de la deformidad, recuperación de la longitud y corrección de la cojera
  • Mantenimiento de los resultados a largo plazo

Antes de una cirugía de sustitución de cadera, se deben realizar al paciente varias pruebas como: radiografías, análisis de sangre y un electrocardiograma. Se puede ingresar al paciente el día antes de la intervención para una evaluación preanestésica y la preparación preoperatoria. Es necesario permanecer en ayunas ya que la intervención se realiza bajo anestesia, general o raquídea dependiendo de las preferencias del paciente y anestesista o cirujano.

La estancia en el hospital puede variar, pero normalmente se encuentra entre 3 y 10 días. Después del alta, se precisará la rehabilitación diaria asistida por un fisioterapeuta y dirigida por un médico rehabilitador. Es importante la realización de ejercicios de rehabilitación después de la cirugía de sustitución protésica de la cadera. La recuperación adecuada y progresiva depende en gran medida de la continuidad y cumplimiento del programa de ejercicios por parte del paciente. Se necesitan normalmente bastones ingleses o un andador en las primera fases de la rehabilitación, continuando con la utilización de un bastón de mano en los primeros meses.

Durante el postoperatorio, se le enseñan las técnicas para caminar, subir y bajar escaleras, sentarse y levantarse de un  asiento o del baño, y entrar y salir de un vehículo.

El tratamiento preoperatorio y postoperatorio puede variar debido a muchos factores. Hable con su cirujano sobre el tratamiento y programa de ejercicios más adecuado para su caso particular.

 

Cadera
Condiciones - Enfermedades   
Diagnóstico   
Opciones de tratamiento   
Sustitución protésica total de la articulación   
Prótesis de cadera   
Antes de la cirugía   
Después de la intervención   


Mapa
Contacto
Aviso Legal
Política de Privacidad
© Stryker, 2014